10 escuelas del Servicio Local de Educación Pública Colchagua, pertenecientes a las comunas de San Fernando, Nancagua y Placilla serán beneficiadas con el proyecto.

Aprender sobre la transformación de residuos y los principios y uso de las composteras, es la invitación que les hicieron Pro O’Higgins, Tinguiririca Energía y el Servicio Local de Educación Pública Colchagua, a 10 escuelas del territorio que serán parte del proyecto ambiental “Transformar un problema en solución”.

El lanzamiento de la iniciativa se realizó en la Escuela Gaspar Marín del sector de La Marinana, que tiene como propósito futuro, según su Directora Maria Eugenia González, convertirse en una “escuela granja”.El proyecto se focalizará principalmente estudiantes de 5º año enseñanza básica, comunidades educativas y familias.

Sobre esta iniciativa, el Subdirector de Apoyo Técnico Pedagógico de SLEP Colchagua, Héctor Saravia Molina, destacó que “es un granito de arena, de a poco vamos generando la conciencia que no tuvimos en términos de lo necesario e importante que es cuidar el medio ambiente”.

Braulio Guzmán, gerente general de Corporación Pro O’Higgins, destacó la alianza de trabajo estratégico con Tinguiririca Energía y SLEP Colchagua, porque los proyectos que se terminan e inician, se complementan en la línea de la educación y sostenibilidad ambiental. Buscamos que a través de este proceso, los niños aprendan a reconocer los mecanismos de la vida del ser humano y los mecanismos de vida de la naturaleza. No somos entes separados y es necesario entender el sentido de nuestra propia existencia. Será un proceso enriquecedor para los niños y niñas transformar la basura, en nutrientes y energía para el suelo y con ello producir verduras, plantas, frutas, con el resultado de la compostera”, expresó Guzmán.

Para el Subgerente de Medio Ambiente de Tinguiririca Energía, Roberto Leiva, el desafío del proyecto se enmarca en reducir y aprovechar la basura que se bota.“Queremos que los niños entiendan que hay un proceso que se puede realizar y reducir la cantidad de basura que botamos que regularmente alcanza el 1.3 kilos por persona, nuestro objetivo es bajar esa cifra. Esperamos generar el conocimiento en los equipos de los establecimientos educacionales y que ojalá trascienda hacia los hogares, sobre la reutilización de los residuos orgánicos y el uso de estos como una materia prima nueva para la huerta y el campo”, indicó Leiva.

La escuelas del SLEP Colchagua que serán parte de estos talleres de compostaje son las siguientes: Escuela Antonio Lara Medina, Escuela Sergio Verdugo Escuela Gaspar Marín, Escuela Giuseppe Bortoluzzi, Escuela San José de los Lingues, Escuela Dany González, Escuela Adriana Lyon, Escuela María Luisa Bouchon, Escuela Abel Bouchon Fauré y Escuela Básica Cunaco.