San Fernando, Chimbarongo, Nancagua y Placilla son las primeras comunas de la Región de O’Higgins, en ser parte del nuevo sistema de educación pública, que busca impartir más calidad, inclusión e integridad en el aprendizaje.

A contar del 1 de enero de 2021, 58 establecimientos educacionales y 11 jardines infantiles de las comunas de San Fernando, Chimbarongo, Nancagua y Placilla, que anteriormente pertenecían al sistema municipal, comenzaron un nuevo modelo de administración y gestión educacional, bajo el alero del Servicio Local de Educación Pública (SLEP) de Colchagua.

Se trata de la implementación de la Nueva Educación Pública, que llegó para quedarse en la provincia de Colchagua, a través de la entrega de más y mejores oportunidades para niños, niñas y adolescentes del territorio. Cerca de doce mil estudiantes, desde educación inicial a enseñanza media, se verán beneficiados con este modelo que promete más calidad, inclusión y equidad en el aprendizaje, así como también mayor participación y gratuidad.

“Nuestro compromiso es entregar educación de calidad e inclusiva, generando un profundo impacto en el mejoramiento del aprendizaje e igualdad de oportunidades. Este nuevo sistema viene a administrar, asesorar, apoyar y fortalecer a los distintos establecimientos, que desde hoy pasan a manos del servicio, convirtiéndose en una alternativa atractiva y un camino de mejores oportunidades para los niños, adolescentes y familias de nuestro territorio”, expresó el Director Ejecutivo del Servicio Local de Educación Pública de Colchagua, Leonardo Fuentes Román.

Previo a su puesta en marcha, el Servicio Local de Educación Pública de Colchagua debió realizar un trabajo coordinado con los municipios: “Sostuvimos reuniones con los alcaldes de las comunas, que hoy pasan a formar parte de nuestro servicio, con el objetivo de articular correctamente el traspaso de los establecimientos educacionales. Estuvimos presentes en cada uno de ellos, constatando sus necesidades y vislumbrando futuras acciones de trabajo”, explicó Leonardo Fuentes.

Entre sus características se destaca que es un servicio descentralizado, responsable de la calidad y equidad de los aprendizajes, y del desarrollo integral de cada estudiante del territorio. Por lo tanto, su principal labor es asesorar y apoyar a los establecimientos educacionales para que continúen haciendo realidad sus proyectos educativos, rescatando la identidad, cultura local y pertinencia territorial.

“Sabemos que este desafío es enorme, pero creemos que tenemos un equipo de primer nivel para llevar a cabo los propósitos que nos hemos trazado, desde un comienzo. Es de vital importancia un trabajo mancomunado con los padres, apoderados, estudiantes, docentes y asistentes de la educación, es decir, con toda la comunidad educativa que comprende el servicio. Colaborando entre todos, creemos que podemos entregar una mejor educación a las nuevas generaciones del siglo XXI”, destacó el Director Ejecutivo.

¿Qué es el Servicio Local de Educación Pública?

En noviembre de 2017, la Ley 21.040 crea una nueva institucionalidad para la Educación Pública en Chile, donde se traspasan los establecimientos educacionales, jardines infantiles VTF, escuelas y liceos de 345 municipios a 70 Servicios Locales de Educación Pública. El primero de ellos en la Región de O’Higgins es el de Colchagua, que desde enero de 2021 parte su funcionamiento en el territorio.

De acuerdo con esta nueva ley, el Servicio Local de Educación Pública de Colchagua se convierte en el sostenedor educacional de 69 colegios, escuelas y jardines infantiles de San Fernando, Chimbarongo, Nancagua y Placilla, cuyo propósito será velar por entregar una educación integral, de calidad y con pertinencia local, centrado en los aprendizajes para el siglo XXI, que entregue oportunidades a todos los niños, niñas y jóvenes en el país para desarrollarse.