El Plan Estratégico Local es una guía para desarrollar el trabajo de SLEP Colchagua, con el fin de dar cumplimiento al propósito de que los estudiantes potencien sus habilidades y competencias por medio de una eficiente gestión tanto administrativa, como pedagógica y curricular.

Según lo establece la Ley 21.040, cada Servicio Local de Educación Pública, debe presentar un Plan Estratégico Local, con el fin de contar con un instrumento de gestión a desarrollarse en un periodo de 6 años, con objetivos, metas y estrategias para garantizar la calidad en la educación, entregar oportunidades a los estudiantes, centrándose en los aprendizajes del siglo XXI y promoviendo una sana convivencia e inclusiva, tanto en el aula, como en los establecimientos educacionales.

El Plan Estratégico Local del Servicio Local de Educación Pública (SLEP) Colchagua considera 5 objetivos, los cuales fueron determinados luego de realizar un diagnóstico para establecer prioridades y acciones de la educación pública, que estén en concordancia con el convenio de gestión educacional, la Nueva Educación Pública y adaptado a las necesidades y características de cada territorio.

El propósito del PEL es lograr que los “estudiantes de SLEP Colchagua potencien sus habilidades y competencias a través de una eficiente gestión administrativa, pedagógica y curricular para el desarrollo de sus intereses, necesidades y aspiraciones” (Plan Estratégico Local Colchagua 2021-2027).

Es por esto, que cada objetivo está enfocado en una dimensión y contempla líneas de acción y metas que llevarán al cumplimiento de este, para garantizar la calidad integral, inclusión, equidad de aprendizaje, participación, transparencia, interculturalidad, foco en los estudiantes y el respeto por las características de cada territorio.

El primer objetivo, dimensión de Gestión Pedagógica: “Mejorar la calidad del aprendizaje de los estudiantes mediante un eficiente desarrollo de la Gestión Pedagógica, de acuerdo con bases curriculares y estándares de aprendizaje que permitan consecuentemente mejorar los resultados de los estudiantes del servicio local”, cuenta con cinco líneas de acción con actividades y metas a cumplir promoviendo una gestión pedagógica, la cual permite mejorar los niveles de logro en los aprendizajes esperados de los estudiantes:

1.- Garantizar cobertura curricular efectiva, mediante prácticas inclusivas que garanticen equidad y acceso a educación de calidad.

2.- Monitorear a los estudiantes de todos los niveles y modalidades en el seguimiento de los resultados de aprendizajes que permitan obtener datos cuantificados que apoyen el sistema escolar, para la creación de iniciativa de mejoras y toma de decisiones.

3.- Procurar la existencia de articulación entre todos los niveles y contextos educativos para generar espacios de retención, seguimiento y alerta temprana de los estudiantes.

4.- Implementar la pertinencia y viabilidad de las especialidades técnicas del nivel medio de acuerdo con las necesidades del territorio, los estándares indicativos de desempeño de la educación media técnica profesional, estrategia nacional formación técnico profesional, estrategia desarrollo regional y de acuerdo con las rutas formativas de los estudiantes.

5.- Desarrollar acciones que fortalezcan el sello tecnológico en las comunidades educativas del territorio.

Objetivo 2, dimensión de las Capacidades de los Actores Claves del Sistema: “Fortalecer y construir capacidades en todos los funcionarios de forma sistemática de modo que favorezcan un impacto en el desempeño de todas las unidades educativas y de administración del servicio local”, enfocada en lograr un impacto en el desempeño de todas las unidades, permitiendo el cumplimiento de un propósito de manera competente, considerando 2 líneas de acción para su implementación:

1.- Desarrollar las capacidades funcionales y técnicas en los establecimientos educacionales y de administración del servicio local, que permitan la entrega de una educación de calidad.

2.- Asegurar un acompañamiento de la labor docente y directiva que permita el mejoramiento de la calidad de las prácticas pedagógicas.

Según establece el Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educación (SAC), la calidad de la educación no es solo que los estudiantes obtengan aprendizajes, sino también, promueve la obtención de un adecuado desarrollo personal y social, una experiencia escolar atractiva y estimulante, por lo que las acciones deben estar enfocadas en promover el aprendizaje integral de los estudiantes y su mejora continua, fomentando las capacidades de todos los actores relevantes en el proceso.

En relación al objetivo 3, dimensión de Liderazgo, este considera lo siguiente: “Desarrollar una eficaz gestión de Liderazgo en los diferentes niveles que propendan alcanzar el logro de los objetivos propuestos a lo largo del tiempo y que impacten positivamente en el aprendizaje de los estudiantes del territorio”.

Entre sus líneas de acción están:

1. Garantizar la implementación de estrategias de liderazgo efectivo que permitan instalar altos estándares de funcionamiento del Servicio Local, que refrenden implementar gobernanza en el territorio

2. Fortalecimiento de liderazgos efectivos para gestión de los actores claves del servicio local.

3. Elaborar, implementar y dar seguimiento a los instrumentos de gestión del sistema educativo procurando el cumplimiento de los Estándares Indicativos del Desempeño (EID) que propendan a la mejora de los aprendizajes integrales de los estudiantes del territorio.

4. Analizar la oferta educativa y capacidad de matrícula del territorio para la toma de decisiones tomando en cuentan el riesgo de la deserción y el traslado de estudiantes a otro territorio.

El objetivo cuarto, dimensión Convivencia Escolar: “Alta participación de la comunidad educativa que fomentan una convivencia escolar positiva, asegurando un proceso colaborativo e intencionado de diseñar, implementar y evaluar políticas, acciones, prácticas y actividades sobre el conjunto de las interacciones que se producen en el contexto escolar”.

Considerando que la convivencia escolar es algo que se enseña y se aprende, es fundamental que las políticas públicas y planes de mejora consideren la necesidad de intencionar la enseñanza y el aprendizaje de los modos de convivir, no solo a nivel curricular, sino también en los distintos espacios y oportunidades que la comunidad educativa nos presenta, contemplando una línea de acción:

1.- Mejorar el clima escolar inclusivo de sana convivencia, altamente estimulante que potencia la formación integral y bienestar socioemocional de todos los y las estudiantes intencionados la enseñanza y el aprendizaje de los modos de convivir que permitan construir una sociedad respetuosa, inclusiva y participativa, colaborar con la implementación de la Política Nacional de Convivencia Escolar, ofreciendo técnicas de manejo conductual, asegurando su implementación.

Finalmente el objetivo 5, dimensión Gestión de Recursos: Sostenibilidad Financiera y Altos Estándares de Infraestructura, busca; “Diseñar una estrategia para aumentar los ingresos y el uso eficiente de los recursos financieros que permitan entregar una educación de calidad, con infraestructura, equipamiento y recursos pedagógicos acorde a las necesidades de las comunidades educativas del territorio”.

Como líneas de acción se destaca lo siguiente:

1.Crear iniciativas que permitan reducir el déficit operacional permanente implementando de manera eficiente acciones que tiendan aumentar los recursos y disminuir el gasto en búsqueda del equilibrio financiero para la entrega de un buen servicio educativo.

2. Gestionar de manera eficiente los recursos financieros disponibles y crear iniciativas que permitan proveer recursos públicos y privados que aporten al Presupuesto de Servicio Local.

3 Proveer una infraestructura adecuada y propicia para el aprendizaje, que permitan asegurar los espacios educativos con condiciones mínimas para su desarrollo del proceso de enseñanza aprendizaje.

Los objetivos, líneas de acción y metas, las cuales están pensadas en implementar y cumplir dentro de un periodo de 6 años, van de la mano con los lineamientos entregados por la Estrategia Nacional de Educación Pública y además, se establecieron indicadores para evaluar el desarrollo y cumplimientos de estos.